P3DAGOFILIA ERNESTO ESPINOSA

ESPECIALIZACIÓN DE LOS HEMISFERIOS CEREBRALES

Escrito por pedagofilia 21-04-2009 en General. Comentarios (3)

Partiendo de un enfoque global de la personalidad humana y teniendo en cuenta los recientes descubrimientos psicofisiológicos en torno a las específicas funciones de los dos hemisferios cerebrales, la sugestopedia restablecen el equilibrio del trabajo del cerebro, de las formaciones corticales y subcorticales y por ese medio llega a hacer mucho más eficiente el aprendizaje.

Es cosa probada, en efecto, que en la mayor parte de las personas los centros nerviosos reguladores del lenguaje y de la inteligencia verbal están situados en el hemisferio izquierdo (Paul Broca). El grado de dominio de éste varía según los individuos: es absoluto en unos, ligeramente superior en otros, mientras que no existe en el 10 % de la gente. Hasta la edad de 5 años, la lateralización de las funciones de los dos hemisferios no está establecida, por lo que el hemisferio se halla todavía en condiciones de asumir las funciones de la lengua. Más adelante, con el progreso de la edad, la diferenciación de las estructuras atómicas implica la distribución de las funciones psíquicas de las neuronas cervicales, de manera que, hacia la edad de 10 años, ha quedado ya constituida la dominancia definitiva del hemisferio izquierdo en cuanto al lenguaje y a la inteligencia verbal. El es también el que asume el papel fundamental en lo relativo al pensamiento abstracto y a las operaciones matemáticas.

En cuanto al hemisferio derecho, se orienta hacia otras funciones psíquicas. Regula el pensamiento concreto y sintético, los sonidos y las imágenes, así como sus asociaciones. Se convierte en la sede de las distintas aptitudes, como el don de la música, la creación artística, la intuición, la orientación en el espacio y la motricidad corporal. Es igualmente el hemisferio izquierdo el que recibe, asimila y reprograma las entonaciones de la voz humana, los gestos, la mímica, los actos ideomotores, los elementos paralingüísticos que acompañan al lenguaje humano, así como los excitantes periféricos del trasfondo.

Por lo que a la dominancia de los hemisferios se refiere, no son únicamente las estructuras corticales las que la condicionan y determinan, sino que también intervienen en ella las formaciones subcorticales. Además, las modificaciones funcionales de ambos hemisferios se entreveran, se equilibran, se contrapesan y se influyen recíprocamente de diversas maneras, porque se hallan enlazadas por más de 200 millones de fibras nerviosas.

Ciertas funciones psíquicas participan del funcionamiento de los dos hemisferios. El proceso de memorización, por ejemplo, interviene en las dos, pues la parte izquierda asegura la memoria voluntaria y la parte derecha condiciona la memoria espontánea. Si se presentan palabras diferentes a los dos oídos, se observará que las palabras presentadas al oído derecho se memorizan más fácilmente que las otras. En cambio, las melodías y los ruidos se perciben mejor por el oído izquierdo. Estos fenómenos se explican por el funcionamiento de las fibras nerviosas de los oídos, que se comunican con los hemisferios cervicales según su orden habitual, habida cuenta de la lateralización más rigurosa: el oído derecho encamina el influjo nervioso al hemisferio izquierdo, al paso que el oído izquierdo remite las palabras al hemisferio derecho, que es quien controla el lenguaje.

Los encefalogramas registrados en el Instituto de sugestología, testimonian una aceleración de la actividad cortical en el hemisferio izquierdo, como consecuencia del trabajo intelectual de los estudiantes, mientras que, bajo la influencia de la música, es el hemisferio derecho el que sobre todo se activa. Por consiguiente, si el trabajo intelectual está acompañado de una música suave y tranquila de compositores clásicos o barrocos, la diferencia de actividad de los dos hemisferios disminuye considerablemente. Así el estado funcional de la corteza cerebral de un adulto vuelve a encontrar la flexibilidad de la infancia, esa dichosa edad en la que la información se percibe y asimila rápida y fácilmente, flexibilidad que estaba inhibida por la educación tradicional, orientada exclusivamente hacia la inteligencia verbal. La desaparición de la asimetría funcional de los dos hemisferios, gracias a la enseñanza sugestopédica, podría explicarse como una consecuencia fisiológica de la infantilización, estado particular típico en los estudiantes de las clases sugestopédicas.

Así, pues, la música y las demás proyecciones artísticas que se integran en la enseñanza sugestopédica llegan a desplegar reservas psicofisiológicas entre los que aprenden, a consecuencia de lo cual los alumnos se hacen más equilibrados, más receptivos y también más felices.

Estas mismas técnicas suscitan modificaciones muy positivas en el profesor que las aplica: nos encontramos ante una pedagogía de vanguardia cuyos resultados plantean nuevos criterios sobre el potencial psíquico del hombre.

ENSEÑANZA Y LENGUAJE VERBAL

Escrito por pedagofilia 21-04-2009 en General. Comentarios (0)

A partir de la teoría de Paul Broca (1824-1880), que localizaba la aptitud del lenguaje en el hemisferio izquierdo del cerebro, la mayoría de las técnicas pedagógicas pretenden desarrollar sobre todo la actividad del lenguaje y, por consiguiente, la inteligencia verbal. En el parvulario y, en parte, en la escuela primaria, la educación tiene todavía en cuenta la potencialidad de la inteligencia no verbal en la medida en que el programa prevé ejercicios gestuales, cantos, dibujo, marchas y bailes, juegos de mimo, trabajos manuales, modelaje, «collage» o «bricolage». Este programa contiene el aprendizaje inconsciente y experiencias que el niño ha iniciado desde la cuna. De repente, en la escuela secundaria, la educación adquiere una orientación abstracta e intelectual que apela fundamentalmente a la inteligencia verbal, a la conceptualización y a los modos de expresión de la lengua. Entonces se produce la ruptura, y algunos niños que no logran adaptarse al nuevo sistema se convierten en «malos alumnos». Sin embargo, esto no quiere decir que sean menos inteligentes que los demás, ya que la literatura y la vida abundan en ejemplos de «malos alumnos» que brillan por su imaginación y su creatividad. La sugestopedia procura desarrollarla, y enseñar de una manera natural y experiencias, como lo hacen los niños.

UTILIZACIÓN DE LA CUALIDADES INNATAS

Escrito por pedagofilia 21-04-2009 en General. Comentarios (0)

Para Lozanov, el hombre es ciertamente un animal pensante, pero precisamente la inteligencia y el razonamiento deben permitirle la utilización -la mejor utilización- de esas facultades innatas que le ha dado la naturaleza y que la civilización y la educación han embotado. ¿Cuáles son esas facultades? El movimiento, la vista, el tacto, el olfato, el gusto, todos los sentidos entreverados que forman la base del comportamiento y de la creatividad.

 

En el bebé, el aprendizaje se inicia con la sensación, la percepción, el movimiento, la experiencia corporal. En este estado elemental, el aprendizaje es más que otra cosa una conquista de la motricidad antes de convertirse en una conquista psicológica.
Los instintos, los automatismos, los reflejos, las emociones son casi siempre fruto de un aprendizaje inconsciente, visceral. Además, el pedagogo tampoco puede olvidar que el ser humano se aprovecha, desde su nacimiento, de la experiencia acumulada por el contacto de los excitantes subliminales y a través de las complejas relaciones sugestivas. Quien pase por alto esta experiencia, nunca podrá explicar la intuición, los sueños, la hipermnesia y otros hechos psíquicos fundamentales. La vida de todos los días rebosa de experiencia inconsciente y subliminal, cuyas internas relaciones pueden remontarse o no a la conciencia. Pero, aunque inconscientes, dichas experiencias enriquecen nuestra provisión de conocimientos. En condiciones especiales, pueden franquear el umbral y subir a la conciencia; la sugestión, en sus diversas formas de utilización, puede facilitar el paso a la conciencia del primer sistema de señalización al segundo.

 

De este modo, la sugestología arroja una luz especial sobre el proceso de aprendizaje, del que hace surgir el aspecto instintivo, inconsciente, natural y espontáneo. Los estudiantes aprenden con mayor facilidad y rapidez y de una manera más agradable, si la organización interna de la enseñanza llega a alcanzar las reservas de la actividad psíquica no consciente.

 

En la base de la teoría lozanoviana del aprendizaje hallamos los principios psicofisiológicos de Pavlov. Pavlov había definido la «conciencia» como un sector móvil de los grandes hemisferios, sector que posee una óptima sensibilidad. Ahí es donde se forman los reflejos condicionados y la diferenciación. En los demás sectores se sitúan las actividades no conscientes, los automatismos. El sector de máxima sensibilidad se sitúa, en el hombre, en las estructuras funcionales del segundo sistema de señalización, sin olvidar no obstante su interno vínculo con el primer sistema y las estructuras subcorticales e inferiores.

 

Antiguamente al primer sistema de señalización no se le consideraba como formando parte de la actividad nerviosa superior, lo mismo que a los sectores oprimidos del segundo sistema, que reaccionan a los excitantes exteriores, pero cuyas reacciones, provocadas por excitantes subliminales y débiles, no llegan a alcanzar al segundo sistema. Ahora bien, la ausencia de reacciones verbales o conscientes al nivel del segundo sistema no significa necesariamente que el reflejo se sitúe exclusivamente al nivel del primer sistema. Es muy posible que el segundo sistema perciba información fuera del sector de sensibilización óptima. Sería incluso lógico admitir con Lozanov que el segundo sistema de señalización participa en la recepción y programación de la información de un modo global y no a través tan sólo del «sector de sensibilidad máxima», sector de la conciencia. Al contrario (y las investigaciones de la psicología experimental avanzan en idéntico sentido), cabe admitir que todas las reacciones vegetativas que se desenvuelven en el plano funcional (por ejemplo, durante la hipnosis) han dejado rastros, información, en el segundo sistema. Si el tono cortical se encuentra en estado ordinario, los rastros de información no pueden pasar al «sector móvil de sensibilidad máxima». Pero, debido a que llegan a veces a manifestarse, a «salir del olvido», no podemos afirmar que no se sitúen en el plano del segundo sistema. Otro tanto sucede con todas las actividades organísmicas que pueden, a su vez, cambiar su curso mediante intervenciones sugestivas o verbales.

 

No nos es posible entender la naturaleza del trabajo de la corteza cerebral sin estudiar más a fondo los problemas relativos a las peculiaridades de la actividad psíquica no consciente. Esta constituye una de las formas de la actividad cognoscitiva del cerebro, mientras que la disposición interna individual, en cuanto manifestación de la actividad psíquica no consciente, representa el vínculo entre el aspecto informativo y el aspecto algorítmico de los conocimientos recibidos.

Si no otorgásemos la debida importancia a la función reguladora del inconsciente, no comprenderíamos ni los automatismos, ni el origen funcional de los actos del comportamiento, ni la naturaleza del sueño, ni los mecanismos fisiológicos de la resistencia a la enfermedad.

 

En la etapa actual, la parapsicología y la psicología aplicada no disponen de datos suficientes que autoricen una conclusión. Mientras se indaga una mejor base experimental, la sugestología y la sugestopedia se sirven «de excitantes subsensoriales de tipo marginal», cuyo carácter subsensorial no es absoluto, sino relativo y más que nada situacional. Son sobre todo los del segundo tipo los que intervienen al tiempo de las sesiones sugestopédicas. La teoría del aprendizaje de Lozanov intenta utilizar la potencialidad no sólo de la inteligencia verbal, sino también la de la inteligencia no verbal. A este respecto, es igualmente una contribución a la renovación de la pedagogía moderna.

 

 

¿QUE ES APRENDIZAJE ACELERADO?

Escrito por pedagofilia 21-04-2009 en General. Comentarios (20)

Aprendizaje Acelerado o Super-aprendizaje es un sencillo método que permite multiplicar por 10 nuestra potencialidad de aprendizaje y de memorización, utilizando de forma coordinada los hemisferios cerebrales derecho e izquierdo. Se trata de un aprendizaje multisensorial, a través de todos los sentidos.

A mediados de los años 60, un médico búlgaro, Georgi Lozanov, nacido en 1926, empezó a publicar trabajos relacionados con investigaciones realizadas a pequeños grupos de personas a las que se les enseñaba a aumentar de forma exponencial su memoria. En 1966 el gobierno búlgaro crea en el más absoluto secreto (no olvidemos que nos encontramos en plena guerra fría) el Centro de Investigaciones de Sugestología y Sugestopedia —así se llama su método— en el que reúne a eminentes profesionales búlgaros de la medicina, la educación y la lingüista con el fin de investigar todo lo relacionado con la sugestión. El objetivo del Gobierno búlgaro era utilizar todos esos descubrimientos con fines políticos y de espionaje. Sin embargo, los resultados son tan asombrosos, que el Ministerio de Educación Nacional traspasa el resultado de esas investigaciones al ámbito educativo. En 1972 aplica la sugestopedia a una Escuela Primaria —la Escuela 122 de Sofía— con tan extraordinarios resultados, que poco a poco comienza a ampliar la experiencia a otras escuelas.

La relajación política en Bulgaria y la participación de Lozanov y su equipo en distintos Congresos Internacionales permite al mundo conocer estos avances. En 1976 se abre la primera Escuela en Viena, Austria, y se va extendiendo a otros países, como Canadá, Suecia o Estados Unidos y de allí al resto del mundo.

La sugestología y la sugestopedia han ido evolucionando en los últimos años hasta convertirse en lo que hoy conocemos como Aprendizaje Acelerado.

El aprendizaje acelerado consiste en aprender a aprender, en saber cómo funciona el proceso de aprendizaje de cada persona y en darle las herramientas adecuadas para que las pueda utilizar de forma natural. Combinando ritmos, frecuencias, tonos y el lenguaje corporal se permite al cerebro hacer una síntesis entre los dos hemisferios. El aprendizaje está basado en representaciones, juegos y en el uso de determinadas melodías musicales, perfectamente seleccionadas de entre los autores del barroco.

En estos momentos, el aprendizaje acelerado se ha visto enriquecido por aportaciones de la PNL, de los mapas conceptuales y de la lectura rápida. La utilización de estos nuevos métodos ha llegado incluso a la creación de cursos a través de Internet, con metodología del aprendizaje acelerado.

                                                                                                                                                                         

Para responder a estas cuestiones emprendió el psicoterapeuta búlgaro Lozanov una serie de investigaciones y experiencias, encaminadas a utilizar la sugestión como medio pedagógico que estimula la inteligencia, la afectividad y la percepción del individuo. Se propuso como meta la elaboración de una pedagogía nueva: «la sugestopedagogía» o «sugestopedia».

 

El estudiante adulto llega a clase con su bagaje de conocimientos, experiencias, actitudes, bloqueos o traumatismos, de los que en la mayoría de los casos es consciente. Sus aptitudes para el aprendizaje están ligadas a factores genéticos, socioculturales o experienciales, pero dependen en muchos aspectos de la actitud que presenta frente a la situación de aprendizaje.

 

Pimsleur, Mosberg y Morrison han estudiado la relación entre la actitud o la motivación y los resultados de sus estudiantes de francés, su segunda lengua. Las investigaciones y los estudios de Gardner y Lambert concluyen que el factor actitud es más importante que el factor aptitud.

 

Según Lozanov, la «sugestión» constituye un poderoso medio en manos de un pedagogo avisado. La sugestión sirve para elaborar y mantener, en la mayoría de los estudiantes, una actitud positiva de cara a la enseñanza, a la materia enseñada, al profesor y al aprendizaje.

Ejercerá su acción en varios planos:

 

1. En primer lugar, tratará de «desugestionar» al estudiante de las anteriores sugestiones negativas y, sobre todo:

a) todo ser humano tiene aptitudes modestas;

b) al envejecer, las aptitudes se reducen;

c) el estudio (el aprendizaje) es difícil y exige mucho esfuerzo y concentración;

d) se llega a aprender, después de varias lecturas y repeticiones de la misma lección.

2. En segundo lugar, facilitará la relación profesor-estudiante, estudiante-estudiante, profesor-estudiantes.

 

3. En tercer lugar, entrará como componente multidimensional del entorno y ayudará a la creación de una atmósfera sugestiva.

 

4. Por último, estimulará la memorización y contribuirá de ese modo a dar al estudiante satisfacción y confianza en sí mismo. Podemos definir la sugestopedia como una pedagogía optimista.

 

Lozanov se propone crear algo nuevo dentro de la pedagogía existente y para ello procura construir una nueva teoría del aprendizaje. Aunque de inspiración psicofisiológica, toma también algunos datos de la teoría general de la información. Rechaza la antigua concepción pedagógica, basada en la teoría tomista, que daba el primer puesto al aprendizaje consciente, el del esfuerzo intelectual. En razón del secular contexto filosófico, se consideraba al hombre como representante del pensamiento, de la razón, de la inteligencia y se descuidaba hasta la existencia de sus «cualidades animales». La enseñanza tradicional intentaba sobre todo sacar partido de las «cualidades superiores» y desarrollarlas.  

¿PEDAGOGO O HIPSTER?

Escrito por pedagofilia 21-04-2009 en General. Comentarios (2)
Identificando al estereotipo del pedagogo que se contrapone con el del maestro tradicional, (ya saben cual es el estereotipo del maestro tradicional, pantalon de vestir, camisa de vestir, de vez en cuando corbata y no puede faltar la chamarra deportiva o de pants), esto me insinuo que para descubrir al ser humano debemos de volter a vernos a nosotros mismo. La tendencia que he tomado, y es muy a mi pesar, es la de pedagogo Hipster, ya que no pocos saben que soy pedagogo por mero accidente, debo decir que uno primero es Hipster y despues se da cuenta de ello, pero, ¿que es ser hipster?, tratare de explicarlo:
No hay subcultura que se respete que no deje de expresarse creativamente, y la tendencia hipster no es la excepción. Las expresiones artísticas son particularmente importantes para este movimiento, y es que después de todo, surgió precisamente desde y a la par que las corrientes creativas de inicios de los 90’s. A consecuencia de esta situación, se ha dado una curiosa influencia recíproca, donde los creadores hipsters no sólo producen obras de un estilo característico, sino que también muchas formas de expresión influyen directamente al sector, aún si no son propiamente de origen hipster. La principal y más notoria expresión artística hipster, es el cine independiente, yo por mi parte, trato de hacer una mescolanza, mas orientada a la rebeldia que me caracteriza, que a las ideas arcaicas de la misma pedagogía.
En la música, los mayores exponentes y guías espirituales de lo hipster incluye a intérpretes y bandas alternativas e indi como Beck, Ben Folds, They Might Be Giants, Elliott Smith, los Pixies, Sigur Ros, Pulp, Radiohead y Björk. Existe también una cierta afinidad particular con la música emo y el brit-pop, aunque no se da siempre una completa identificación con el lado sentimental que proyectan estos estilos. Ahora bien, dado que la ideología hipster aprecia mucho lo kitsch en general, no es raro que los miembros de este sector disfruten igualmente de las cumbias de los 80’s, los narcocorridos, las rondas infantiles y hasta los éxitos pop bailables del momento. Eso sí, este gusto siempre implica una cierta intención de mera curiosidad irónica o sarcástica, no tanto de completa afinidad o compromiso con los estilos, mensajes y géneros. En todo caso, el hipster rara vez gusta usar la música para bailar, prefiriendo simplemente disfrutarla de manera auditiva, de modo que los hipsters frecuentan más las tocadas que los conciertos masivos y salones de baile.
La gran mayoría de los hipsters no sólo se dedica a apreciar el arte, sino que también con frecuencia tienen vocación o simples aspiraciones creativas al mismo. A diferencia de los sectores intelectuales típicos, los hipsters no aspiran a crear arte según los parámetros académicos, así que más que pintores, concertistas o cineastas, usualmente son (como yo) pedagogos, fotógrafos, diseñadores, DJs y videoastas. La pespectiva hipster ante el arte y la cultura en general, es de cinismo e ironía, aunque claro, como en todos lados, no faltan los radicales y oportunistas que se toman demasiado en serio la pose contracultural y liberal.
Los hipsters (y luego algunos pedagogos) que no los tipicos maestros, tienen pretensiones culturales, han fundado y desmembrado bandas de rock muchas veces, escriben o tienen un blog, han hecho una novela, pintan o dibujan. El buen hipster a veces usa barba o intento de ella. Los pedagogos hipsters leen pero fingen no hacerlo. Un buen hipster no se levanta antes de las diez a menos que sea extremadamente necesario para ir a dar catedra. Los hipsters van a antros por que sus amigos no hipsters los llevan. Los hipsters gustan de ir a pubs, pero su bebida predilecta es el café. Un buen pedagogo hipster compraría cafe del jarocho y lo bebería en starbucks, sin embargo saben (por aquello de las teorias del conocimiento) que se enfriaría en el camino. Un buen pedagogo hipster no tiene mucho dinero, aunque sus padres o sus cuates pueden tenerlo o no.
Respecto a su ética laboral es similar a la clásica. El trabajo es para los esclavos y la verdadera vida consiste en la contemplación y el sano ocio (que significa en términos griegos el tiempo dedicado a las actividades propiamente humanas como las artes, las ciencias y el pensamiento). Siempre y de alguna manera generan dinero, mismo que les servira para comprar tenis y estudiar posgrados. Así que poco a poco los bohemios pedagogos fueron vistiéndose como gente más normal. Sin las boinas negras y las barbas, sino con la ropa más común posible, buena pero común. El clásico suburbiazo. Pensando que lo importante no son las manifestaciones de la moda sino el pensamiento. Sin embargo hay algo de esos intelectuales que no cuadra. A veces se visten con trajes de Hermenegildo Zegna y corbata, nunca falta su "fina" loción, y otras muy elegantes pero en vez de camisa una playera de heavy metal o gorritas Von Dutch, intento de fresas nada más para desconcertar y como mera rebeldia a su entorno. Tenis, viejos eso sí y sobre todo nunca, nunca peinarse o peinarse a medias de manera un tanto extraña.
Pero esto es sólo un sintoma de este nuevo pensamiento, la idea de que cualquier manifestación cultural será absorbida. Todo es sarcasmo e ironía. Ahora sabemos que este movimiento es llamado coloquialmente y a veces despectivamente hipster. Entonces, los Hipsters (ya sean pedagogos, abogados, arquitectos, etc) se caracterizan por ser personas con intereses culturales por lo mismo no tienen mucho dinero y suelen o tener un trabajo que les avergüenza o no tener ningún trabajo en lo absoluto. El término es usado a veces con desprecio, y muchos hipsters no se llaman así mismos de ese modo, es más la mayoría de los hipsters desconocen serlo. Les recuerdo que los hipsters estudian artes visuales, humanidades, pedagogía (por aquello del arte de enseñar), música, o comunicaciones con intenciones de hacer cine, no fuman o lo están dejando, yo a veces lo dejo y otras lo hiper-retomo, beben poco y si beben es de preferencia cerveza o café, van a la cinética con frecuencia, rentan sus peliculas de arte o de plano las compran piratas, también pueden equivocarse e ir al cinemex, supongo que a cinepolis sólo en Morelia en la muestra internacional de cine, les gusta el teatro y hasta el ballet.
Esta extraña manera de llevar la pedagogía es lo que me caracteriza, se los dejo a su consideración,  estoy dispuesto a ser crucificado por tan irresponsables comentarios aqui escritos.