PEDAGOFILIA ERNESTO ESPINOSA

Causas de los problemas de lenguaje

Escrito por pedagofilia 25-05-2016 en Lenguaje. Comentarios (0)

Los problemas en el desarrollo del lenguaje pueden tener varias causas que revisaremos a continuación:

Hipoacusia o sordera

Ésta se puede detectar desde muy pequeños ya que el niño con hipoacusia severa prácticamente no balbuceará, si ésta no es severa o profunda se puede detectar en la segunda o tercera fase de desarrollo del lenguaje ya que producirá ruidos como gritos sin sentido alguno cada vez que quiera expresar algo. Si se detecta alguno de estos síntomas es importante acudir lo antes posible con un especialista en audiología para que se le realice una valoración completa y se proceda con los métodos de rehabilitación necesarios.

Alteraciones en la discriminación auditiva

Se presenta cuando existen fallas o alteraciones en el nervio auditivo o en la corteza cerebral que impiden la discriminación de fonemas, el niño empieza a hablar mal, a sustituir sonidos o tiende a mantenerse callado. Si esto sucediera es importante llevar al pequeño a atención especializada con una terapeuta de lenguaje lo antes posible.

Fallas en la comprensión

Los problemas de lenguaje se pueden deber a fallas en la comprensión, ya que el lenguaje implica:

Escuchar un sonido --> evocar una imagen mental --> transformar la imagen mental --> producir un sonido.

Cuando existen fallas de abstracción el niño no puede realizar este proceso, por lo que se limitará a pronunciar o a decir lo que puede tocar en ese momento. Es común en estos niños que las órdenes más simples se les olviden, no recuerden cosas sencillas como el nombre de sus padres y no obedezcan continuamente. Este problema puede ser rehabilitado por un especialista en Comunicación Humana o Terapeuta de Lenguaje, sin embargo, requiere de atención durante un periodo largo.

Fallas en la articulación

Este problema se da cuando el pequeño no puede pronunciar fonemas que deberían de estar ya superados para su edad. Lo que generalmente sucede es que el pequeño acomoda los músculos de la lengua y las mejillas de manera incorrecta y por lo tanto el sonido que produce no coincide con el que quisiera producir. Por lo general estos niños se dan cuenta de que hablan mal y para no pasar malos ratos tratan de no hablar. Estas fallas pueden y deben ser corregidas por un especialista.

Para evitar llegar a este grado es recomendable que desde pequeño el niño haga ejercicios con su boca como soplar y hacer movimientos de lengua alrededor de la cara que le permitan fortalecer los músculos y desarrollar la capacidad de emitir los sonidos normalmente.

Causas emocionales

Existen un sin fin de problemas de lenguaje causados por problemas emocionales del niño, esto se da porque cuando un pequeño está atravesando por momentos difíciles y se eleva la ansiedad, no le permite concentrarse en su lenguaje, por lo que empieza a presentar fallas.

Tartamudez

Aunque éste es un problema de habla, no de lenguaje propiamente dicho, conviene advertir que existe un periodo evolutivo de tartamudez, no todos los niños lo pasan pero sí un gran porcentaje, éste comprende entre los tres y cinco años.

Se recomienda no presionarlos, nunca completarles las frases y ayudarlos a que se relajen y respiren para que puedan hablar pausadamente. Si esta fase se extiende se recomienda acudir con un especialista.

Causa física o funcional

Existe otro grupo de problemas de lenguaje que se encuentran determinados por alteraciones físicas o funcionales del aparato fonoarticulador, en este caso el más indicado para su detección y solución es el pediatra.

Es importante que la rehabilitación se lleve a cabo inmediatamente después de que el problema ha sido detectado, ya que entre más pequeño sea el niño más rápido resolverá su problemática, así mismo, se pueden evitar los problemas que estas situaciones traen consigo, tales como alteraciones emocionales, inseguridad y hasta mutismo (silencio absoluto). Otra ventaja de corregir a tiempo los problemas de lenguaje es que se evitan complicaciones futuras en el momento de la adquisición de la lecto-escritura.

Estimulación insuficiente

El lenguaje se adquiere por imitación y requiere de una incentivación importante por parte de los padres, por lo que no es de extrañar que un niño al cual se le habla lo estrictamente indispensable y no se le invita constantemente a que él también lo haga o no se le presta atención cuando intenta hacerlo y sólo logra ser atendido cuando llora o grita, pierda todo interés en comunicarse verbalmente.

Es común, que un niño físicamente sano presente un retardo en la aparición del lenguaje por alguna de las siguientes causas:

1.  Es un niño muy activo que dedica la mayor parte de su tiempo a la exploración física y se preocupa muy poco por comunicarse verbalmente, seguramente adquirirá el lenguaje de forma repentina hacia el tercer año, cuando su cerebro esté listo y se salte una parte de la exploración verbal característica de los dos años.

2.  Cuando los padres ejercen demasiada presión en el niño para que hable y emita los sonidos que ellos esperan, se puede crear tal nivel de tensión que el niño inhiba sus deseos de experimentar con los sonidos.

3.  Las familias numerosas pueden ser un excelente estímulo para que los niños hablen, pero en algunos casos, demasiados estímulos y estar oyendo siempre a los demás puede reducir las oportunidades de que el niño esté a solas y experimente con sus propios sonidos. Por otro lado, en ocasiones, tener siempre hermanos cerca que le facilitan las cosas y le dan al niño lo que desea, manejándose con el lenguaje de niños, sin darle la oportunidad de que intente expresar qué es lo que quiere, o padres que responden al primer movimiento o balbuceo de su bebé, le inhiben la necesidad de buscar otra forma de comunicarse.

4.  En ocasiones, los niños de familias bilingües tienen confusión con algunos fonemas durante los primeros años, sin embargo, hacia el tercero, normalmente logran ordenar la información y desenvolverse sin problemas en ambos idiomas.

Si detectas algún problema de lenguaje en tu hijo consúltalo con tu pediatra y si no fuera médico el problema, acude con un especialista en comunicación humana para cualquier tipo de problemática.

No lo dejes pasar, recuerda que el lenguaje es una de las bases fundamentales para un óptimo desarrollo.

Fuente:

http://www.funda-ival.com.ve


El teatro como recurso didáctico

Escrito por pedagofilia 29-04-2016 en Teatro. Comentarios (0)

El teatro como recurso didáctico

Por Rosana Larraz | Actualizado el 11.10.14 | Publicado el 09.10.08

Teatro como recurso didácticoEl teatro es una arte que combina: discurso,movimiento, música, sonidos, gestos y escenografía para presentar de forma visible la imaginación, representar historias, mostrar conflictos o compartir ideas, emociones y sentimientos.El teatro es un poderoso recurso pedagógico aplicable al desarrollo de múltiples áreas: la expresión corporal, la creatividad, las habilidades sociales, la lengua, la historia, la literatura…

En este post encontrarás algunos recursos accesibles vía internet que te permitirán ampliar este tema:

Para introducir a tu alumnado en las artes escénicas

Crédito de la foto: www.flickr.com/photos/52485003@N00/2518678795

Fuente: http://www.cuadernointercultural.com/el-teatro-como-recurso-pedagogico/


Aprendizaje y Neurociencias

Escrito por pedagofilia 29-04-2016 en Educación. Comentarios (0)

La neurociencia demuestra que el elemento esencial en el aprendizaje es la emoción.

Publicado el 4 julio, 2015 por Autoconocimiento Integral

neuroeducacion

El investigador en neurociencia Francisco Mora asegura que el elemento esencial en el proceso de aprendizaje es la emoción porque sólo se puede aprender aquello que se ama, aquello que le dice algo nuevo a la persona, que significa algo, que sobresale del entorno en Neuroeducación, el libro que acaba de publicar en Alianza Editorial.

Sin emoción no hay curiosidad, no hay atención, no hay aprendizaje, no hay memoria. Neuroeducación

La alegría como base del aprendizaje

El científico señala que “los niños hoy aprenden, desde muy pronto, conceptos abstractos en habitaciones con ventanales sin mucha luz o luz artificial, con el rigor y la seriedad de maestros que se aleja de aquel “juego” primitivo que generaba aprender y memorizar de lo sensorial directo, “con alegría”, base de la atención y el despertar de la curiosidad”.

Entender esto hoy en su raíz y desde la perspectiva de cómo funciona el cerebro y sacar ventaja de ello –afirma– “es un primer principio básico de la enseñanza con el que se puede llegar a aprender y memorizar mejor. estos principios se pueden extender en su aplicación no solo a la enseñanza básica o durante la adolescencia sino a los más altos estudios universitarios o a estudios aplicados sea la empresa o la investigación científica”.

Asimismo añade que “la neurociencia cognitiva ya nos indica, a través del estudio de la actividad de las diferentes áreas del cerebro y sus funciones que solo puede ser verdaderamente aprendido aquello que te dice algo. aquello que llama la atención y genera emoción. aquello que es diferente y sobresale de la monotonía”.

“La atención, ventana del conocimiento, despierta cuando hay algo nuevo en el entorno. Ese ‘algo nuevo’ apela, como hace millones de años, a la supervivencia como último significado” –añade–. “La atención nace de algo que puede significar recompensa (placer) o castigo (peligro) y que por tanto tiene que ver con nuestra propia vida”. “Pero con el devenir evolutivo y la propia civilización –advierte Mora–, aprender y memorizar son mecanismos que los hemos llevado a unos niveles tan abstractos y de tan alto calado social que escapan y se han venido alejando de las raíces inviolables, genéticas y evolutivas, de aquella alegría que en su origen significó verdaderamente aprender y memorizar”.

Conocer cómo funciona el cerebro revitalizaría la enseñanza

A su juicio, revitalizar hoy la enseñanza y el aprendizaje en este nuevo contexto de una cultura avanzada, “requiere un conocimiento de cómo funciona el cerebro en esos procesos y llevarlo a los maestros y los profesores para que estos finalmente lo apliquen en las aulas”. Asegura que “de esto se han dado cuenta muy recientemente prestigiosos pensadores e instituciones como el recién creado Centro de Neurociencia para la Educación de la Universidad de Cambridge o la International Mind-Brain and Education Society a través de su revista Mind, Brain and Education”. No obstante asegura que “es bien cierto que, hasta ahora, el conocimiento extraído de las neurociencias no ha sido fácil mostrarlo a los maestros y ellos transferirlo como método a la enseñanza de los niños o los estudiantes de instituto”.

Reconoce que “existen problemas en la relación neurocientífico-maestro (y mas allá profesores universitarios) sobre todo en el lenguaje utilizado por los primeros para dirigirse a los segundos en la transferencia de estos conocimientos. y en los segundos, los maestros, para captar, con certeza y seguridad esos conocimientos a la hora de emplearlos con los alumnos”.

“Desde esta perspectiva como base –subraya– se pretende construir este libro que propongo con el título de Neuroeducación y que tendría un formato similar al libro ¿Se puede retrasar el envejecimiento del cerebro?”

Mora, utilizando un lenguaje sencillo, conciso y asequible pretende “desarrollar las contestaciones a las preguntas básicas y los componentes esenciales del problema que representa el advenimiento de la neurociencia para la educación y enumerar y describir brevemente las soluciones y ventajas de estas nuevas concepciones”.

El diario El Mundo ha publicado una entrevista al científico con motivo de su laudatorio en homenaje a la neuróloga Rita Levi-Montalcini en la embajada italiana.

Fuente: Canal Lector

Fuente: https://autoconocimientointegral.com/2015/07/04/la-neurociencia-demuestra-que-el-elemento-esencial-en-el-aprendizaje-es-la-emocion/


Terapia visual: entrenamiento para mejorar la visión

Escrito por pedagofilia 10-08-2014 en VISION. Comentarios (0)

La terapia visual permite solucionar o reducir las diferentes disfunciones causa de bajo rendimiento escolar o laboral

  • Autor: Por MONTSE ARBOIX
  • Última actualización: 13 de febrero de 2014

Imagen: stef thomas

Ver bien no significa tener un 100% de agudeza visual; hay otros aspectos que hay que tener en cuenta para poder constatar que se disfruta de una buena visión. Así, además de la agudeza visual, la motilidad ocular, la acomodación, la percepción visual y la lateralidad, entre otras, son habilidades clave para comprender lo que se ve y que una persona desarrolla de manera progresiva desde el nacimiento. Una alteración en alguna de estas capacidades puede provocar dificultades en el aprendizaje y, como consecuencia, el temido fracaso escolar. Sin embargo, la terapia visual, mediante ejercicios de entrenamiento, ofrece soluciones para ello. En este artículo se detallan cómo afectan las alteraciones de las habilidades visuales en el proceso de aprendizaje y qué papel juega la terapia visual.

La visión es un proceso neurológico a través del cual se identifica, interpreta y comprende lo que se ve. Además, está muy relacionada con otras áreas, como el lenguaje, la audición, la coordinación motora y el equilibrio. La optometría es la ciencia que se encarga de evaluar todas las habilidades asociadas con la visión: agudeza, motilidad ocular, acomodación, percepción, lateralidad, etc. Y, dentro del cuidado optométrico, está la terapia visual, que busca desarrollar y mejorar estas habilidades para que el sistema visual trabaje de manera eficaz.

Visión y aprendizaje

Pero, ¿es tan importante la visión en el proceso de aprendizaje? "El 80% de la información que recibe una persona es a través de la visión, lo que hace que sea un factor extremadamente significativo sobre todo en el proceso de aprendizaje", asegura Martina Abel, óptica-optometrista especialista en la terapia visual dentro del ámbito educativo. Asimismo, señala que problemas como fatiga, estrabismo, ojo vago (ambliopía) o bajas habilidades visuales interfieren en el rendimiento escolar. En fechas recientes, el Consejo General de Ópticos-Optometristas de España estimaba que el 25% de los escolares sufre problemas de visión que pueden provocar fracaso escolar y que la mitad de quienes necesitan gafas no han sido diagnosticados.

La terapia permite mejorar la agudeza y las habilidades que permiten un funcionamiento visual eficaz

Abel explica que "dificultades para reconocer letras y formas simples, para entender las matemáticas y para distinguir la idea principal de los detalles puede significar que hay una alteración en la percepción visual". Esta percepción es la interpretación que hace el cerebro de las imágenes que recibe.

"Cuando un niño manifiesta cansancio y fatiga ocular, lagrimeo, aqueja de dolor de cabeza o de visión doble, de que las letras 'bailan', tiene dificultades con la lectura y evita las tareas en las que debe fijar la vista de cerca, es posible que se deba a una mala alineación ocular", describe la especialista. La visión binocular es "una habilidad necesaria -relacionada con el control de los movimientos oculares y la capacidad de enfoque- para que los ojos puedan trabajar de manera coordinada como si, en realidad, fueran un solo ojo", detalla.

Terapia visual para mejorar la visión

La terapia sirve para educar, controlar y mejorar la función visual a quienes padezcan alguna alteración que no se solucione por completo con prescripción óptica y que, además, tengan problemas de bajo rendimiento escolar o laboral. Este tratamiento, que es individualizado, permite mejorar la agudeza y las habilidades que posibilitan un funcionamiento eficaz. Mediante ejercicios visuales se intenta solucionar o reducir las diferentes disfunciones y se puede realizar tanto en la consulta como en casa. Eso sí, "para obtener un beneficio rápido hay que ser constante en su práctica", insiste la especialista.

Este entrenamiento no solo es a nivel muscular, sino que se trata de crear nuevos esquemas de funcionamiento cerebrales, que se mantienen una vez finalizada la terapia. Se recomienda a niños y adolescentes, para problemas de aprendizaje relacionados con la visión y con problemas de atención y concentración. También para pacientes con enfermedades neurodegenerativas o que han sufrido un ictus y para adultos con una gran demanda visual en su trabajo o en actividades de ocio. Incluso, algunos deportistas de élite realizan ejercicios de terapia visual para optimizar sus habilidades visuales relacionadas con el deporte que practican y, así, mejorar en su actividad.

Un ejemplo de ejercicio, explica Abel, es el que se realiza con la pelota de Marsden: "Esta pelota cuelga del techo mediante un hilo y se mueve de manera horizontal, vertical, en diagonal y circular; sirve para entrenar la motilidad ocular, es decir, los movimientos de seguimiento finos, muy necesarios para una buena lectura".

Estrés visual

La tensión originada por una gran demanda visual, por periodos demasiado prolongados de tiempo, impide el correcto procesamiento de la información recibida y, además, es uno de los factores que imposibilitan un adecuado rendimiento de las actividades diarias. Ver la televisión o usar ordenadores en exceso y sin descanso, leer con poca luz o cualquier actividad o profesión que precise un esfuerzo de la vista constante pueden provocar estrés visual.

Los principales síntomas de estrés visual son:

  • Ojos enrojecidos e irritados.
  • Lagrimeo.
  • Pesadez de párpados.
  • Visión borrosa.
  • Agudeza visual reducida.
  • Cefalea, sobre todo, en el área frontal.
  • Dolor muscular en la zona cervical y de la espalda.
  • Cansancio físico.
  • Dificultad para estudiar, comprender las instrucciones escritas o para terminar un trabajo en el ordenador e, incluso, ver mucho rato la televisión.


Causas de la Hiperactividad

Escrito por pedagofilia 09-08-2014 en TDAH. Comentarios (0)

La información sobre el porqué el trastorno del déficit de atención es escasa. Los científicos, necesitan estudiar las causas como para identificar mejores maneras de tratar, y quizás algún día prevenir el trastorno de Déficit de Atención. Están encontrando más y más evidencia de que dicho trastorno no surge del ambiente del hogar sino a raiz de las cusas biológicas.
Durante algunos años se consideró que una posible causa del déficit de de atención era una "lesión cerebral" quizás como resultado de una infección temprana o complicaciones al nacer. Pero esta teoría fue rechazada porque podía ser explicativa de sólo un pequeño número de casos.
No toda persona con Déficit de Atención tiene una lesión cerebral o complicaciones de nacimiento.

TEMPERAMENTO E HIPERACTIVIDAD

En los últimos años, mientras que se han desarrollado nuevas herramientas y técnicas para estudiar el cerebro, los científicos han podido evaluar más teorías acerca de qué es lo que causa el ADHD.
Recientes investigaciones permiten sostener que que el problema del niño hiperactivo es un problema de temperamento. Existen diferencias temperamentales entre un recién nacido hiperactivo y otros niños. Es posible que el origen de estas diferencias temperamentales venga condicionado por los niveles bioquímicos del sistema nervioso.
En nuestro cerebro una neurona desprende una pequeña cantidad de substancia química(neurotransmisor) que recoge otra neurona, a la vez se excita y envía el mensaje a otra neurona. Cuando un neurotransmisor es escaso o se da en exceso ocurre que, la neurona no se excita o se excita demasiado, con lo que se produce un desequilibrio entre los neurotransmisores.
Este desequilibrio sería el agente responsable de las dificultades que el niño tiene para centrar su atención y mantenerla durante un cierto tiempo, así como la falta de autocontrol y ajuste de su conducta als demandas del medio.
También sería responsable de de los cambios bruscos en su estado de ánimo, impor tante característica del del niño hiperactivo.

ALERGIA E HIPERACTIVIDAD

La hiperactividad también ha sido explicada como una reacción alérgica a cierto tipo de alimentos como el azúcar y los condimentos en general. Sin embargo esta teoría no ha sido confirmada ya que se sabe que un régimen de alimentación sin condimentos ni azúcar no corrige la hiperactividad.

EDUCACIÓN E HIPERACTIVIDAD

Se conoce que un ambiente estresanrte y desorganizado puede acentuar la hiperactividad en el niño hiperactividad no la produce. Un niño con ambiente familiar organizado y sosegado sigue siendo hiperactivo. Esto nos conduce a no conocer con certeza las cusas reales de la hiperactividad.

http://www.psicopedagogia.com/articulos/?articulo=186